Esta residencia no pretende ser un taller:
no impartiremos clases.

Se tratará de residir en grupo
en un lugar inasible
compuesto
de



pantallas    ,

hipertextos

,

vídeos,

audios            ,

etc.


con preguntas sobre lo fantasmal y lo paratextual teniendo como foco los museos y su “virtualización”
.






La residencia no seguirá un cronograma fijo: se construirá en distintos días, horas y plataformas web. Algunos encuentros estarán dispuestos con una fecha y hora, otros no. El residente virtual se deberá comprometer a residir con el grupo, a dialogar y a interactuar durante los 5 meses. Asistir a la residencia no significará que se deba cumplir siempre con el horario, pero exigirá el compromiso propio de estar conectado y en diálogo con el grupo. Algunas sesiones estarán abiertas al público mientras que otras ocurrirán en el ámbito privado y podrán ser grabadas para ser compartidas en redes.









Mark